Ir de compras en furgoneta, una idea poco descabellada

Ir de compras en Navidad es afortunado. Pero transportar los paquetes ya es otro cantar.

¿Te ha tocado cargar con todas las bolsas alguna vez?

Imagina la típica escena de película con un esforzado adulto transportando la compra con resignación. ¿Verdad que le iría bien una furgoneta de alquiler?

Quizás un poco descabellado ¡pero no tanto! Cuantas veces hubieses deseado que así fuera…

Razones por las que alquilar una furgoneta en Navidad

Se nos ocurren muchas razones para hacerlo. En realidad que sea Navidad poco importa, cualquier época del año es buena. Pero como llegamos a fin de año toca hablar de villancicos y turrones.

Estas son nuestras razones:

  • ¿Tienes unos días de vacaciones a la vista? Aprovecha para trasladar aquel mueble viejo que todavía no sabes como llegó a casa.
  • ¿Te cambias de casa? Ninguna ocasión mejor para hacer limpieza y transportar cajas grandes, la cama, sofás y lámparas.
  • ¿Vas de compras a Ikea o Leroy Merlin? Seguro que hay aquella madera que no te cabe en el coche ni inclinándolo en diagonal.
  • ¿No hay quién transporte la nevera que te han regalado los suegros? Deja de pedir favores. Ahora puedes mover tus regalos, la bicicleta de tus hijos e incluso los calcetines del cuñado.

¡Todo son ventajas!

Queridos clientes,

Con este escrito un poco desenfadado queremos aprovechar para desearos a todos unas felices fiestas y próspero año nuevo.

Recordar que estamos siempre a vuestra disposición por las vías habituales de contacto. En nuestra web podrás obtener un presupuesto orientativo inmediato de lo que te costarían nuestros servicios de rent a car.