¿Realmente sabré conducir una furgoneta de alquiler?

Dispones del carnet B de conducir y sabes perfectamente que el Reglamento General de Circulación te autoriza a conducir furgonetas.

En Barcelona hay mucho tráfico y el cambio de carril se complica. Algunas calles son estrechas. Por no hablar de estacionar.

¿Realmente estoy capacitado para conducir una furgoneta por la urbe?

Es normal tener miedo a los desconocido. Sí.

¿por qué razón conducir una furgoneta de alquiler iba a ser tan distinto de conducir tu vehículo particular?

Claro que puedes hacerlo. Veamos en esta publicación los principales puntos que vas a tener que considerar durante tu conducción.

Masa

El peso de una furgoneta suele ser entre 2 y 3 veces mayor al de un turismo convencional.  Notarás que:

  • Al tener más masa una furgoneta tiene más energía cinética y necesita más recorrido para frenar que un vehículo particular.
  • Al tener más masa a la furgoneta le cuesta mucho más coger velocidad. Notarás un arranque más lento en los semáforos.
  • Del mismo modo, los adelantamientos también son más dificultosos.

La propia dinámica de conducción te hará ir con más calma. Un poco más lento en todo lo que hagas.

Estabilidad

Las furgonetas suelen tener el centro de gravedad más bajo y cerca de la carga en comparación con los vehículos particulares.

Por fuerza la experiencia de conducción será distinta. Entre los cambios:

  • Serás mucho más sensible al viento lateral.
  • Cuidado a los cambios bruscos de carril.
  • En los giros debes ir con más cuidado. Notarás que la propia inercia de la furgoneta te hará tener tendencia a expulsarte de tu trayectoria.

De todos los modos los fabricantes de furgonetas tienen todo en cuenta cuando diseñan los transportes y puedes conducir tranquilo.

Giros

Será una buena práctica que regules los retrovisores a tu altura antes de partir. Te sentirás con mucha más confianza en los giros de carril.

Piensa que las furgonetas son más largas. Mira de abrirte más en las curvas.

Aparcar también será un poco más difícil. Presta especial atención al retrovisor derecho.

Ángulos muertos

Llegado el momento de aparcar si alguien te puede guiar sentirás más confianza sobretodo las primeras veces.

Aparca tomándote tu tiempo.

La furgoneta es un ecosistema al que todavía no estás acostumbrado/acostumbrada y notarás que hay ángulos muertos.

Cuidado también al hacer marcha atrás. Ante la duda sal y comprueba que no tienes nada ni nadie detrás.

Querido conductor,

Con una hora de conducción notarás que empiezas a tomar las medidas a la furgoneta.

Verás que con los retrovisores se ve muy bien.

Recordar que estamos siempre a vuestra disposición por las vías habituales de contacto. En nuestra web podrás obtener un presupuesto orientativo inmediato de lo que te costarían nuestros servicios de rent a car.